Buscar
  • danielaortega

DÍA 9

Moules frites

Los campesinos belgas fueron los primeros en adoptar las papas cuando llegaron a Europa desde América en el siglo XVI. De hecho, muchos de ellos pronto pasaron a cultivar papas en lugar de trigo, porque eran una comida ideal para el invierno, especialmente fritas. Los mejillones eran considerados comida para pobres, por lo que su consumo en Bélgica era muy habitual.

Los moules frites se sirven en prácticamente todo restaurant tradicional belga, en grandes porciones de un kilo y medio de mejillones. Los mejillones llegan a la mesa en la olla en la que se cocieron y las papas vienen en un plato separado para que no absorban la humedad del caldo de los mejillones. Adicionalmente, se pone un plato para colocar las conchas de los mejillones que se van comiendo. Para dar un toque especial a las papas, se proporciona mayonesa casera.

En los restaurantes de Bélgica, se puede encontrar gran variedad de mejillones al vapor: con crema, con cerveza, con tomate o con especias exóticas. Sin embargo, los más tradicionales son también los más sencillos: los que se cuecen con chalotes, vino blanco y hierbas.

SEDE CAMPESTRE:

Vía Restrepo-Meta, Km 2.5 Vereda El Cairo - Villavicencio-Meta

Contáctanos: